Luca

Un Salario Ícono

Por Emmanuel Farfán.

El mercado de vinos chilenos en el país es muy amplio en variedades (o las denominadas “cepas”), en denominaciones de origen (o llamadas “valles”), en diversidad de tipos (como espumantes, blancos, naranjos, roses y tintos), y en diferencias de precios: uno puede conseguir una botella por $1.500 (USD 2) o uno de mayor precio, por ejemplo, un vino de la viña Chadwick que cuesta alrededor de $400.000 (USD 525). ¿Gastarías todo tu sueldo (o parte de él) en una botella? uno de cada tres chilenos no podría hacerlo porque gana menos de $400.000 (USD 525).

En este último tiempo hemos escuchado sobre el “salario o sueldo mínimo”. Año tras año el ejecutivo busca acuerdos con el congreso para fijar el aumento de ese monto. Actualmente, en Chile el mínimo es de $320.500 brutos (USD 420), lean bien: no líquidos. El subsidio del “ingreso mínimo garantizado” sería de $45.353, alcanzando un ingreso bruto de $365.853 (USD 480) y un líquido de $301.753 (USD 396). Según el estudio de la Fundación Sol “¿Quiénes ganan el salario mínimo en Chile?,de los economistas Durán y Kremerman, plantea que 890.573 personas ganan el salario mínimo o menos. Esas personas, con su sueldo, no podrían comprarse el vino ícono mencionado anteriormente.

En mi vida de catador, varios me han preguntado si una botella de un ícono, que cuesta alrededor de los $40.000 (USD 53) a los $400.000 (USD 525), los vale o no. Cada viña y/o distribuidor coloca los precios que les parezca adecuados según el tipo de vino. Del mismo modo, les podría decir que, aunque a veces hay gastos en marketing y comerciales dentro de una botella, el vino dentro de ella los vale por su forma de producción, su cuidado y todo lo que está alrededor de ese producto. No por nada, muchos de ellos obtienen grandes puntajes por diferentes críticos internacionales.

Por ejemplo, ese mismo vino mencionado de la Viña Chadwick en el año 2016 fue el primer vino chileno que obtuvo la puntuación perfecta -100 puntos- con su añada 2014. Por si eso fuera poco, hay que considerar lo sucedido en el TheBerlinTastingde 2004, en donde Eduardo Chadwick invitó a diversos catadores del mundo del vino europeo para catar a ciegas los mejores vinos de Italia y Francia, junto a sus vinos, es decir, el jurado no conocería qué vino habría en sus copas y determinarían el mejor. El resultado fue: su añada 2000 ganó el primer lugar y el segundo lugar fue otro chileno “Seña” 2001, este último con un valor comercial cercano a los $200.000 (USD 262). De ahí se forja historia para estos íconos en el mundo entero. Yo he tenido la fortuna de degustarlos y son maravillosos: por su estructura, su intensidad aromática, complejidad y una grata experiencia al paladar. Por eso siempre pienso que es una lástima que no todos los chilenos tengan la posibilidad de catarlos.

Retomando lo del “sueldo mínimo”, el gobierno planteaba de un reajuste de $1.500. Y como última oferta se ofrecieron $6.000, la que fue rechazada por el congreso. Esto muestra que muchas veces se piensa más con la planilla de Excel y “las curvas keynesianas a la chilena” de la oferta y demanda laboral, así como también en los lineamientos de las grandes e influyentes empresas del país sin tener en mente el bienestar de los trabajadores que habitan Chile y que diariamente salen de sus casas para cumplir con sus labores. Normalmente se dice que, ante un aumento considerable en el salario mínimo, el desempleo explotaría y se incendiaría el país. Ya nos hemos dado cuenta con los últimos acontecimientos en Chile que los economistas tecnócratas también fallan al basarse solo en la teoría. Un ejemplo reciente fue el retiro del 10%. Ya en el año 2016, nueve años después de sugerir $250 mil y haber sido muy criticado por la entonces senadora Matthei como alguien que no tenía idea de economía y que ponía en riesgo el trabajo en Chile, el monseñor Alejandro Goic volvió a cifrar un sueldo ético, esta vez de $400.000 (USD 525), muy cercano a los $430.000(USD 565) propuesto en noviembre de 2019 por un grupo de congresistas. Pero este gobierno, y los anteriores, han seguido con la tozudez tecnócrata y nunca han tratado de hacer un esfuerzo.

Otro estudio de la Fundación Sol llamado “Mini Salario Mínimo” de 2018 nos revela que, ante el mismo nivel de PIB per cápita (que es básicamente cuánta plata hay en un país por cada habitante) entre países que conforman la OCDE, Croacia que posee el mismo nivel de Chile, tiene un sueldo mínimo un 50% mayor al nuestro. Incluso Holanda y Estados Unidos tenían un sueldo mínimo 3 veces mayor del que tenía Chile.

Esperamos, más temprano que tarde, nos pongamos de acuerdo como país y cada vez bajemos la línea de la pobreza, que exista dignidad en el diario vivir y un sistema de bienestar dentro de todo con salarios decentes para todos los chilenos. Esperamos que algún día cualquier trabajador de Chile un mes de sus vidas pueda tener un desliz al recibir su sueldo y decir “hoy me compraré un Chadwick porque quiero y me lo merezco” ¿No crees que sería hermoso vivir en un país así?

Riqueza

Renunciar a la riqueza

Por Gino Bailey.

Los procesos evolutivos por los que ha pasado la biósfera y el planeta tierra son mucho más extensos en el tiempo que aquel vinculado con la especie humana. El proceso biológico por el cual el árbol llegó a ser un árbol y que los océanos tuvieran la característica que conocemos, implicó un gran gasto de energía en el tiempo. Un esfuerzo ecosistémico.

La era del holoceno, donde aparece el ser humano y comienza a depender de su medio para vivir es contemporánea en relación a la edad planetaria. Sin embargo este periodo – edad denominada por la geología- fue revolucionario, puesto que a través de la dependencia de la agricultura y la alimentación el ser humano comenzó a inclinar la balanza a su favor, modificando y alterando los ciclos reproductivos de gaya, la tierra.

El ser humano de manera histórica interactuó junto a los ciclos del medio. Sin embargo la intervención que hizo sobre éste se acrecentó en un sistema capitalista, dejando a los ecosistemas con posibilidades mínimas de reproducción. Si un banco de peces tarda doce meses en reproducirse y otro seis, el ser humano se adaptaba a esto y lograba rotar su práctica de extracción. En un momento, la actividad pesquera debía esforzarse por comprender dichas relaciones e interactuar interrumpiendo algunos procesos de las cadenas tróficas. El problema se origina cuando el ciclo interrelacionado de reproducciones comienza a ser interrumpido de manera tal, que los peces de los cuales nos alimentábamos, no pueden acceder a otros peces o algas para poder reproducirse y alimentarse. Esto pone en riesgo no solo la posibilidad de un tipo de especie, sino la relación alimentaria y de vida de diversos ecosistemas.

El origen está en un largo ciclo de desanclaje en nuestra relación con el medio. Marx denominó esto como “acumulación originaria” lugar desde donde el sistema capitalista genera riqueza. Y es originaria porque está en la génesis y antes del capitalismo: 

“La llamada acumulación originaria no es, pues, más que el proceso histórico de disociación entre el productor y los medios de producción. Se la llama «originaria» porque forma la prehistoria del capital y del modo capitalista de producción.” [1]

Volviendo al ejemplo de la actividad pesquera. Si el pescador deja de estar sincronizado con su medio, no solo se ve expuesto a una pesca precarizada, sino a una desvinculación existencial respecto de los ciclos reproductivos. Además de un olvido, desconocimiento y falta de capacidad en poder adaptarse a cambios en el clima, entre otras cosas. Esto que Marx veía en la relación de propiedad del obrero respecto a sus medios, es un problema universal en la génesis del sistema capitalista entre el ser humano y la vinculación compleja con el medio, en todas sus facetas.

La no pertenencia tiene un trasfondo. La desvinculación implica inmiscuirse en la inconciencia del complejo existencial; místico, sensible y sintonizado con el planeta, para disponerse hacia otro mecanismo- desacoplado- y material de la realidad. El místico Gurdjieff decía que una cosa era actuar con la cabeza, y otra con el centro formador de la cabeza. Una cosa es pescar hoy en el levantamiento de alguna veda cogiendo todo lo posible, y otra es pescar a pulso de noche entendiendo el movimiento de los congrios entre las rocas. La diferencia está en lo que implica el vínculo y el desvinculo, la asociación y disociación.

[1] Fuente https://www.marxists.org/espanol/m-e/1860s/eccx86s.htm

Elon-Musk

El día que me encontré con Elon Musk

Por Briana Bombana.

Me hallaba allí, sentada en uno de los bancos dispuestos en la acera contigua a la entrada que da paso al centro cultural de mi ciudad, mientras esperaba a que abriesen la portalada para mi primera clase de teatro, cuando lo avisté. Se me vino acercando con una mirada un tanto disimulada, que sólo no era más disimulada que su ropaje urbano. A simple vista, éste era un tanto sencillo, de colores sobrios y sin que se le notara a qué marca correspondía. Así que ambos, hombre vestido y su vestimenta, pasaban bastante desapercibidos por entre les transeúntes de aquel momento. Como mucho, la blancura intrínseca del señor aludido, únicamente interrumpida por su par de mejillas rojizas, es que podría, en el mejor de los casos, delatarle de alguna manera como originario de un territorio de ultramar.

Pasa que yo, quizás porque por Europa anduve dónde eso de la riqueza acumulada camuflada en minimalismo se estila (siempre afirmaba Coco Channel, “menos es más”, mon amour), lo noté diferente. Sí, sí, no aparentaba ser alguien de aquí, y unas referencias respectivas a él se me venían surgiendo en la cabeza de a poco. Tal y como cuando uno ya lleva un tiempo despierta y va lentamente encajando las piezas de aquel rompecabezas construido la noche anterior mientras dormía. Es decir, cuando uno se va acordando de su sueño, vamos. Y, de repente, lo tenía… “Dios mío, que el sujeto que viene por ahí se trata de Elon Musk seguro. No puede ser… o ¿será? ¿Qué hará menuda personalidad internacional por esta ciudad que, si bien tiene su gloria y sobre todo su pena, no se puede afirmar que sea muy atractiva a ojos extranjeros? Oye chica, que dejes ya de complejos de inferioridad sudamericana, que mucho hay que ver y disfrutar por estos lados…”. 

Mientras discutía conmigo misma internamente, la distancia entre él y yo iba disminuyendo externamente… y todo en cuestión de segundos, hasta que decidió por ponerse en el banco de al lado, pero no sin antes emitir una seña con su cuello que, aunque casi imperceptible, la recibí como un “hola”. El gesto me sirvió de gatillo, tanto para que esfumaran mis pensamientos conflictivos como para que balbuceara, sin mucho pensar, un “hola” como respuesta seguido de, ahora con más seguridad, “¿es usted Elon Musk?”. Él encogió de hombros. Expresión corporal ésta que siempre me ha intrigado, ¿estaba él trasmitiendo desdén o desconocimiento? Como me parecía que se trataba de este último, o al menos era de lo que yo quería que se tratara, proseguí “Bueno, si no lo es, sepa usted que mucho me alegro. Éste es un tipo peligroso, empresario cofundador de un mogollón de empresas, si bien famoso por haber creado el primer automóvil eléctrico “viable” para producción en la era moderna, un tal de Tesla alguna cosa. Creo incluso que andará entre los primeros lugares de estos rankings de las personas más ricas del mundo. Buf, no entiendo cómo todavía pueden enorgullecerse de eso. ¿Acaso no hay una concentración bestial de la renta en la cuenta bancaria y propiedades de unos pocos al mismo tiempo en que la mayor parte de la población no accede ni a sus derechos más básicos?”. Él seguía callado, hasta pensé en detener mi habla, pero la sangre ya se me había subido a la cabeza y además el pórtico del centro cultural se mantenía cerrado, ¡qué retrasados están! Quise, por tanto, interpretar su mirada fijada en mi rostro como un “adelante, muchacha” y lo hice. “Empero lo peor, lo peor de todo, es que el otro día, él publicó una frase en su twitter personal que decía <Nosotros daremos un golpe de Estado dónde se nos antoje. Lidien con ello> que mucha gente creyó concernir a la cuestión de Bolivia. No sé si se enteró usted… resulta que el año pasado nuestro vecino sudamericano sufrió una intervención en sus elecciones, haciendo con que el presidente que la ganó, Evo Morales, tuviese que salir del país a prisas, exiliándose en Argentina. Ya sé, ¿y que tiene que ver Musk y Bolivia? Pues, bien, sucede también que este país detiene más de 50% de las reservas de litio del mundo, que es fundamental para la fabricación de las baterías de los coche eléctricos, y que hasta entonces estaban nacionalizadas. ¿No le parece mucha coincidencia? Mucho que hablar mucho que hablar sobre la sostenibilidad de los coches eléctricos, sin embargo cuando lo que está en juego es el desarrollo de minerías en rincones muy lejanos, el discurso recibe otra cara…”. 

De pronto, mi monologo – porque seamos francos, las cosas como son – fue interrumpido. Desde el portón gritaba el recepcionista “Clase para iniciantes en teatro, salón 1. Clase avanzada de construcción de personajes ficticios, salón 2”. Ipso facto, se levantó el presunto Elon Musk, y se dirigió al salón 2, y yo, todo lo contrario de encogerme de hombros, me abrumé, respiré, y me erguí para concurrir a la clase que a mí me tocaba.

Si realmente era Elon Musk o no, nunca lo sabremos. No obstante, sí que podemos estar conscientes de que golpes de Estado en países periféricos del mundo han estado ocurriendo más de lo que nos podría gustar, los cuales tienen como telón de fondo común, la exploración extranjera de sus materias primas.

alev-takil-dR8t0L8YXsI-unsplash

Maridaje Político Social

Por Emmanuel Farfán González.

Cada día que pasa de nuestras vidas debemos hacer elecciones entre unas u otras cosas y, muchas de ellas, nos definen como personas e incluso nos permiten sociabilizar en este mundo.

Cuando vas a comprar un vino muchas veces te preguntas “¿compro vino tinto o vino blanco?”. En ese momento de incertidumbre y de desesperación piensas “quizás comprar lo mismo de siempre… lo presentado en el último aviso publicitario que viste o escuchaste… lo que recomendó @catadorchileno… lo que te gusta o lo que le gusta a los demás”. Llegas al punto de venta y todas esas dudas y opciones vuelven a tu cabeza nuevamente. Es por eso que, para simplificar la vida, se ha recomendado históricamente (y no muy correctamente) que para carnes rojas son vinos tintos y, para mariscos y pescados, los blancos. Una recomendación bien práctica pero muy simplista, pues hay, por ejemplo, varios vinos “rojos” que perfectamente van con esos productos provenientes del mundo marino.

Si quieres escoger bien un vino debes pensar para qué lo quieres, dónde lo descorcharás, con quiénes estarás y, principalmente, qué harán cuando lo estén tomando o qué comerán. Efectivamente, el maridaje predilecto para los vinos siempre ha sido la comida y hay un sinfín de sugerencias seleccionadas para las distintas variedades de uva (llamadas “cepas”) con las que se elabora un vino. Pero también se ha encontrado un maridaje que va en otros sentidos y sensaciones como armonizar con un libro, una película o serie, con música y también con ese momento único en el cuál sacarás ese corcho de la botella. Creo que la mejor elección será considerar no sólo el que te guste, sino también el entorno y las personas con las que compartirás. Un vino que no se puede compartir siempre será lo más aburrido que pueda existir.

¿Entonces? ¿Vino tinto o vino blanco? ¿Apruebo o Rechazo? ¿Convención Constitucional o Convención Mixta Constitucional?

El domingo 25 de octubre muchos saldremos a decidir una de las cosas más importantes para el país: Si “Apruebas” o “Rechazas” una nueva constitución. Además, se debe elegir el órgano que debiese redactarla: Una “Convención Constitucional” (integrada por miembros escogidos por voto popular) o una “Convención Mixta Constitucional” (compuesta por partes iguales de parlamentarios, sí, lea bien, parlamentarios, y gente elegida popularmente).

La primera pregunta que nace es “¿en qué debo pensar para decidir este voto?” y la respuesta no se aleja a lo que es la elección de un vino: para qué quiero una nueva constitución; dónde estamos situados o en qué contexto queremos forjar esta nueva carta fundamental; con quiénes la queremos hacer; y, principalmente, pensar en el momento que vive el país y la sociedad en general para poder decidir mi voto. Prácticamente, un maridaje político social.

En el mercado chileno normalmente se privilegia al vino tinto por sobre el blanco en una razón de 70% a 30%, y el “Apruebo” por sobre el “Rechazo”, en las últimas encuestas, están en una relación muy similar 75% a 17% (que pena por el “Rechazo”, ¡ja!). Pero, a fin de cuentas, son elecciones y aunque tú quieras tomar un tinto debes aceptar si la otra persona quiere tomar un blanco, y viceversa (aunque sea uno hecho en dictadura). No podemos llegar a una reunión social y polarizarnos porque una persona quiere abrir una botella de un tipo y otra una diferente. La elección ya se hizo y se debe respetar. Eso es una democracia vinera.

Tampoco el país se “incendiará”, pero si en este tiempo estamos en un gran asado, con sus carnes y vegetales cocinándose espectacularmente sobre la parrilla, preparación que ha costado vidas, ojos y lucha. Entonces, ¿para qué traerás un vino blanco del “Rechazo” si lo que se necesita es un vino tinto del “Apruebo”? ¿Para qué catar con una Convención Mixta Constitucional, junto a esa gente del congreso que no ha querido tomar con nosotros por 30 años, si podemos catar todos juntos en una Convención Constitucional más diversa e independiente?

anne-of-green-gables-3

Anne With An E: Princesa Cordelia

Por Bárbara Vera.

La travesía de Anne con una e comienza en Green Gables, un pueblo canadiense que promete convertirse en un hogar para la infortunada chica de Nueva Escocia. Al igual que la obra original, Ana de las Tejas Verdes, la famosa serie canadiense de la CBC está ambientada en el gran norte blanco, resplandeciendo con hermosos paisajes, tanto floridos o como escapando de películas de terror.

La imaginación de Anne nos permite viajar desde nuestra avanzada realidad hasta una donde las personas no actúan para nada amables con una niña huérfana que no hace más que hablar y expresarse libremente;  en el nuevo siglo XX el trato hacia las mujeres era en general bastante nefasto, la posición de todas en la sociedad estaba limitada a la mentalidad conservadora del pueblo Avonlea, donde Anne pronto encontraría las más bellas e inspiracionales cadenas de eventos que nos llenan de nostalgia y esperanza por la destrozada humanidad en la que vivimos actualmente.

El primer episodio, estrenado el 2017, presenta casi hora y media de cautivante intriga hacia el mundo inspirado en aquella niña canadiense que supuestamente debería ser el nuevo hijo de Marilla y Mathew, hermanos de Green Gables que deciden adoptar un niño que les ayude en los trabajos de la granja, los cuales ya se volvieron muy pesados para la edad de ambos. Siguiendo el destino de Anne en Green Gables, la serie de Netflix fue cancelada luego de 3 exitosas temporadas. Con muchos fans descontentos, en todo el mundo nació un movimiento viral en redes sociales, gracias al cual se están haciendo todos los esfuerzos y voces necesarias para que Netflix y CBC arreglen los conflictos que llevaron a la serie a su fin en el mejor momento de la aclamada historia de Anne.  De todas maneras, para los que ya vimos todos los capítulos, Anne se queda dominando en nuestros espíritus jóvenes desde siempre y para siempre, porque no hay nada más impresionante que la asombrosa magia que vemos a diario en nuestro entorno natural, a veces no tan parecido a Green Gables como quisiéramos, pero las enseñanzas de Anne trascienden en las invisibles fronteras de lo que es posible.  

Rociando

Ecocidio

Por Gino Bailey Bergamin.

Las guerras traen aprendizajes e innovaciones tecnológicas. Además de hambre y aberraciones humanas. Los laboratorios bélicos se adelantaron al modo convivencial que rigen las sociedades actuales, donde la automatización tecnológica establece el orden del control de vida cotidiana. Estas pruebas fueron desarrolladas en la Guerra del Golfo (1990-1991) pero también en Vietnam, posicionando la transmisión en directa por la televisión e incidiendo en la pérdida de límites entre ficción y realidad confundiendo a la audiencia si las cruentas imágenes correspondían a un aparato de telecomunicaciones o si verdaderamente afectaba a sus vidas.

Las guerras también muestran el paso del genocidio al ecocidio, que hace replantearse el límite en la afectación entre derechos humanos y ambientales en sistemas que están imbricados. El Agente Naranja, una combinación de herbicidas y defoliantes, es un ejemplo paradigmático al respecto.

Promovido entonces por la agencia Monsanto Corporation y Dow Chemical para la defoliación de especies, se utilizó en Vietnam, Laos y Camboya para extinguir sistemas socio-ecológicos de vida. La población local de Vietnam no distinguía hasta entonces su cotidianidad separada de los servicios socioecológicos y la guerra se desenvolvió en esos términos. La ventaja que llevaban frente a la invasión norteamericana era evidente: reconocer y desenvolverse en su propio contexto, inmiscuirse e invisibilizarse y resistir. El Agente Naranja fue utilizado por el ejército estadounidense como un arma ecocida, aumentando la toxicidad química a los experimentos anteriores, afectando la selva pero también a sus habitantes.

Las consecuencias se sienten hasta el día de hoy, con población deformada, dañada y ecosistemas que todavía no se logran recuperar. Actualmente asistimos a un ecocidio terminal del planeta, como amplificación del patrón Agente Naranja, en donde los derechos humanos-ambientales están imbricados en su afectación, pero también en su interdependencia y huida de la muerte.

El ecocidio actual opera como estado terminal del desarrollo económico basado en el crecimiento que sirve de justificación para una serie de dispositivos (Stiegler, 1944). Uno social generalizado es la hiperproletarización de las sociedades. Sean inmigrantes, informales o con estudios, las sociedades tienden a proletarizarse de manera amplia y compleja. El descontento social generalizado hacia las formas de gobiernos y corporaciones se expresa en diversas manifestaciones de carácter global. La automatización tecnológica de procesos, denominada como fuerzas neguentrópicas, tienden a generar una estabilización a través de la satisfacción marchita del deseo y el consumo.

En fin, la automatización de la vida ha operado como un modo generalizado para abstraernos de Gaia, terra, el planeta. Desde 1400 en adelante que se arraigó en occidente como una cultura de vida, colonizando inclusive a los pueblos originarios. Salir de la automatización significa salir del antropoceno y volver a lo originario. A esto algunos se refieren como estabilización de una nueva vida, cambiar los patrones y modos de vida de manera radical. Mientras eso no ocurra estaremos en un estado terminal ecocida. Una historia que parece ser ficción gracias al automatismo tecnológico, pero que resuena con más fuerza cuando los distintos servicios ecosistémicos necesarios para la vida se ven colapsados en océanos que no se reproducen, pandemias que mutan sin encontrar una vacuna o aumento de temperatura en algunos lugares del planeta en donde no se sostiene la vida humana.

Referencia

Bonneuil, C., Fressoz, J.-B., 2013, L’ÉvénementAnthropocène. La Terre, l’Histoire et nous, Paris, Le Seuil

Stiegler, B. (1944). Sortir de l ’ anthropocène. 1–11.

TheUmbrellaAcademy

Umbrella Academy: La dinastía Hargreeves

Por Bárbara Vera Medel.

Se trata de una serie estrenada en Netflix el año 2019, basada en el comic del mismo nombre, creado por Gerard Way, vocalista de la famosa banda My Chemical Romance. Debutó hace un año con su primera temporada, tomándonos a todos por sorpresa cuando la trama de la historia se volvió cada vez más prometedora en cada capítulo. A finales del mes de julio de este año se estrenó la esperada segunda temporada, la cual no decepcionó frente a las expectativas de los nuevos fanáticos de esta disfuncional familia. 

Nada hacía presagiar que cada segundo del primer capítulo de esta serie se pondría más cautivante que el anterior, el misterio que se crea alrededor de la existencia de esta peculiar familia nos absorbe en un trance de total curiosidad hacia la naturaleza del mundo donde se desarrollan los más extraños fenómenos, dignos de un libro de ciencia ficción. A diferencia del anterior, esta historia se desarrolla en nuestro mundo, planeta tierra, en donde un curioso fenómeno toma lugar el 1 de octubre de 1989 cuando, inesperadamente, 43 mujeres dan a luz simultáneamente. Este misterioso suceso atrae la atención de un excéntrico millonario, Reginald Hargreeves, quien decide ofrecerles una significativa cantidad de dinero a 7 de las madres para convertirse en el nuevo padre de estos recién nacidos. El interés de este personaje por los bebés se debe a los superpoderes que estos poseen, los cuales quiere potenciar y controlar creando esta academia de superhéroes en una lujosa mansión con la ayuda de un mayordomo simiesco y una mamá robótica. Los intereses propios de este ejemplar padre le va dificultar la crianza y entrenamiento de estos siete bebés, ya que cada uno es diferente en su propia manera, no solo por sus habilidades.

Las aventuras que los increíbles siete personajes principales van a enfrentar son de lo más interesante, la trama y música de la serie nos transporta a esta tenebrosa realidad que incluye viajes en el tiempo, rumores, teletransportación y criaturas marinas, entre otros. El final de la segunda temporada nos deja expectantes, paralizados esperando por un año el desenlace del extraño plot twist que tuvo en el último minuto del último episodio. Esta adaptación del comic incluye actores deslumbrantes, música que nos llega al alma y realidades que jamás llegaríamos a comprender.

IMG_5056

Derecho a identidad

Por Briana Bombana.

Foto carnet, toma de huellas, rúbrica de persona responsable, tasa para expedición de cédula de identidad pagada, cola en el órgano gubernamental encargado de expedirla, algunos días de espera y, fíjate tú, se expidió. Identidad es realmente una cosa seria. Identidad parece ser tan seria que llega a ser más que seria y, efectivamente, lo es: es algo complejo, que viene siendo estudiado por diversas disciplinas, como la sociología y la psicología hace tiempo. Desde que me di cuenta de ello es que, por tanto, quedarse guapilla en la foto ha dejado de ser suficiente, haciendo con que me halle yo, hace algunos años, en el intento de comprender un poco de la mía. 

El bichito de la curiosidad, muy travieso, que cohabita en mi cuerpo junto conmigo ha sido crucial en esta tarea: él me estimuló a salir de casa, andar, caminar y volar lejos en búsqueda, de entre otras cosas, de dicha identidad. Y fue así volando que un día, en España, conocí una chica que sabía – un asombro – sus ochos apellidos, al derecho y al revés. Dado que le fue tan simple cuánto decir que 3 por 3 son 9, “¡interesante!” fue lo que pensé. Interjección ésta de inmediato seguida de frustración… Yo no sabía mis ocho apellidos, quisiera yo saberlos de memoria y declamarlos sin dudar.

Por supuesto que la búsqueda de la identidad de uno va más allá de su árbol genealógico, pero si me he puesto como objetivo de vida entenderme mejor y saber mi lugar en el mundo, creía importante empezar por ahí. Efectivamente, una de las definiciones más básicas de la palabra identidad habla de un “conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás” y, por lo tanto, el entendimiento de mi origen (de la familia, lugar de nacimiento, etc.) me debería de ayudar a conectar mejor las características de quien soy.

Fue en este entonces que tomé la descubierta de mi ascendencia como un reto. Yo, Briana Angélica Bombana, quería saber qué había más allá de este Bombana y de aquél Da Silva escondido. Escondido porque, aunque lo llevo en la sangre, ya en 1988, fue precozmente cortado de mi registro. Lamento por mi rostro adolescente inmortalizado en fondo blanco de mi, antes mencionada, foto carnet, el cual nunca ha tenido el placer de coexistir en mi cédula acompañado del apellido más popular de Brasil.

Acto seguido, saber mi origen paterna, es decir, todo lo que acompañaba el apellido Bombana, de origen italiano, fue fácil. Mi padre, que no debe de saber ni 10 palabras del italiano normativo, ostenta sus ochos apellidos italianos, todos muy identificados y rastreados. Aquí, hago uso del verbo ostentar porque es éste el que, más posiblemente, resguarda a aquel que lleva un apellido europeo en un país racista con complejo de inferioridad y nortecentrista como Brasil. A los que aún le dan cabida a este tipo de distinción “positiva”, les cuento un secreto: sus antepasados europeos, muy probablemente, cruzaron el océano huidos de la guerra, del hambre, o de los dos; así que la historia de sus familias es más similar a la de los demás latinoamericanos “no-europeos” de lo que parece.

El misterio del árbol, por lo tanto, adentraba por el costado materno. Da Silva, el apellido de cerca de 10% de la población brasileña (¡algo como 20 millones de personas!), hizo de la tarea de escudriñar su raíz una dificultad. Si por un lado hay la idea de que llegó a Brasil con familias portuguesas, muchas de ellas queriendo anonimato en nuevas tierras, por otro fue el apellido otorgado por algunas de las familias a millares de personas esclavizadas trasladadas al Brasil Colonia. Y si yo sigo sin entender muy bien de dónde ha salido el mío, imagínense la situación de los descendientes de la población negra que llegó a mi país… como mercancía, sin derecho a mantener lo más mínimo de su dignidad humana, en ella implícita, su pasado. Es, incluso, ésta la motivación que llevó a que Eliana Alves Cruz escribiese un libro Água de Barrela – para contar sobre la exploración que llevó a cabo para que hoy por hoy pudiese figurar como una de las pocas brasileñas de origen africano que pueden asumir saber de su pasado. En sus propias palabras “saber nombre, lugar de partida y de resistencia me hace saber adónde quiero llegar y el país que quiero no solamente para “los míos”, pero para todos: una nación que, antes de exigir amor para sí, sepa distribuirlo para que nadie necesite dejarla. Lejos de compararme con Rebouças o con el reverendo Luther King, pero yo también tengo un sueño”. Tomando esa reflexión como base es que yo rectifico lo antes destacado: Mismo que creamos tener una identidad por solo llevar la cédula en la billetera, aquella es en verdad un proceso tan amplio cuanto necesario para nuestro propio entendimiento y de cualquier cambio que pueda resultar de él, individual y colectivamente. Por eso es que ojalá, un día, vivamos en países dónde su población podrá saber y contar su pasado como parte esencial de la construcción de su identidad, pero sobre todo por derecho a ser alguien con memoria.

codorniu-cava-cellar-1532958

La cava de La Moneda

Por Emmanuel Farfán González.

¿Cuántas veces puedes ordenar tu cava de vinos? quizás muy pocas veces o incluso nunca, puede ser que bebas todo el vino y no guardes nada. Sin embargo, los que guardan sus vinos utilizan algún orden cuasi lógico; los pueden ordenar por variedad: espumosos, blancos, naranjo, rosé y tintos; por vinos jóvenes o con más años; por regiones o, incluso, por los que descorcharás prontamente o en varios años más. Una cosa es clara: si ordenas la cava 5 veces durante 2 años y medio, posiblemente no tienes claro el orden o tienes un TOC (transtorno obsesivo compulsivo) grave.

Aunque el vino y la política pueden considerarse dos mundos distintos, en un livetransmitidodesde mi cuenta de Instagram, cuyo tema fue: “si yo fuera presidente, qué cepas viníferas serían mis ministros”; reflexioné cómo un mandatario ha cambiado tanto su gabinete durante su gobierno y qué lógicas puede haber en él. Muchos recordamos lo que leímos en libros de historia sobre la rotativa ministerial, práctica política del período llamado Parlamentarismo (1891-1925), en el cual existieron cambios o “rotativas” de gabinetes y ministros debido a las facultades del Congreso Nacional bajo las interpelaciones. En resumen, un presidente podía tener 14 gabinetes y 61 ministros distintos en promedio durante 5 años. No tan lejos de los 55 ministros que lleva a la fecha el actual presidente Sebastián Piñera. 

Este último cambio de gabinete tiene distintos puntos de vistas, desde el congreso Jacqueline van Rysselberghe, nuestra “embajadora del vino”, opina que “Es una oportunidad para empezar con esta nueva agenda social que el gobierno ha planteado. Lo importante es poder sacar adelante este gobierno”. En cambio, para personas de la oposición como Yasna Provoste “Esto es más de lo mismo. Cuando uno ve los nombres que han rotado, el único rostro nuevo es el del ministro de Hacienda”. También, se ha dicho que este cambio de gabinete muestra una presidencia que se agota fácilmente cuando solo desea mostrar logros, producto del resultado de las encuestas y la alicaída credibilidad de la ciudadanía.

Entonces… ¿Estoy guardando los vinos de forma correcta o en un orden cuasi lógico? ¿Este último orden será el definitivo? Es obvio que después de analizar el lugar en donde se ubicará la cava, –que no reciba mucha luz, no tenga cambios bruscos de temperatura y tenga un buen espacio–, realizas un buen orden para hacer el menor cambio posible, solo una reposición mientras se vaya descorchando las botellas, que no genere desorden en esa lógica y funcione. En fin, la idea es no invertir mucho tiempo en buscar o seleccionar una botella. Pero cuando hay desesperación, apuro y falta de conducción solo llenas posiciones de la cava sin pensarlas muy bien, lo que lamentablemente perjudicará el momento de escoger la botella que descorcharás o incluso provocará guardar mal un vino. 

No sabemos qué pasará en un año y medio más, pero de seguro a muchos de nosotros, en este tiempo, no nos gustaría buscar y escoger un vino desde la cava de La Moneda.

bat-4963918_1920-1

Lo que viene en terapias Covid

Por Yohanna Moreno.

Este año quedará en la memoria de muchos como el “año de la Pandemia”. Un virus que todavía no se entiende de donde emergió. Viene de un murciélago? o un Pangolin? Otros más osados se adhieren a la teoría de que lo inventaron en un laboratorio. En fin, la verdad es que SARS-CoV-2 llegó para instalarse en nuestras vidas y que nos ha enseñado a ser cuidadosos con nuestra higiene, mantener distancia y usar una mascarilla. 

Este nuevo virus es similar a otros virus como el síndrome respiratorio agudo SARS-CoV y el síndrome respiratorio del medio oriente (MERS-CoV). Ya cuando el virus pudo ser secuenciado, se determinó que es genéticamente relacionado con los coronavirus provenientes de los murciélagos, que luego pasó a un huésped intermediario para finalmente propagarse entre nosotros. 

Quién lo iba a pensar! un pequeño virus RNA que se aloja en las superficies nasales para luego aprovecharse de nuestras células. Se replica en la nariz a diestra siniestra y luego coloniza nuestros órganos, de los cuales su favorito son los pulmones. 

Desde el comienzo de la pandemia, investigadores de todas partes del mundo, han dedicado sus fuerzas en búsqueda de una terapia efectiva contra este virus asi como también una posible vacuna.

Qué sabemos sobre las terapias? Es que se han intentado diversos métodos terapéuticos para ayudar los pacientes infectados con el virus. Al inicio de la pandemia se intentaron terapias con hidroxicloroquina y la cloroquina que cobraron fama por ser mencionadas por los presidentes de Brasil y Estados Unidos. La verdad es no se ha comprobado la efectividad de estas drogas en pacientes infectados ya que estos tratamientos han dado resultados pobres e inconsistentes. Otras terapias incluyen el uso de antivirales como Lopinavir/ritonavir, de los cuales se han utilizado para el tratamiento del SARS y el MERS. En pacientes COVID-19 (un pequeño estudio) se observó que al menos el 50% de los enfermos presentaron efectos adversos como diarrea y problemas gastrointestinales.  Este tratamiento no logró fama debido a los efectos adversos y posibles componentes hepatotóxicos que podrían comprometer aún más el estado de salud del paciente COVID-19.

El uso de corticosteroides también hizo ruido durante esta pandemia. La justificación para el uso de corticoides es que disminuiría la respuesta inflamatoria en el cuerpo evitando que los   pulmones sufran daños irreversibles. Sin embargo, el uso de corticosteroides también produce efectos secundarios como una disminución en la eliminación del virus y el riesgo de presentarse una infección secundaria. Además, los corticosteroides generan otras complicaciones como hiperglucemia y necrosis avascular. De ahí la importancia de no automedicarse. Generalmente los corticosteroides son recetados por el médico tratante y de ninguna manera se deben administrar sin el consentimiento médico. 

Una de las terapias complementarias que está cobrando mucho interés ya que ha generado resultados positivos, es la transfusión de plasma convaleciente en pacientes recuperados COVID-19. Este tratamiento se obtiene a través del plasma de personas que han sido infectados por el virus y que han generado anticuerpos para el COVID-19. Este plasma serviría como una especie de Boost o estimulante al sistema inmune del paciente infectado y que ayudaría a una rápida recuperación.  Este tipo de terapia no es nueva y se ha usado en pacientes que han sido contagiados de SARS y MERS que han dado muy buenos resultados.

Actualmente, el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, estaría gestando un proyecto investigativo con el uso del plasma convaleciente de pacientes recuperados de COVD-19. Esto como apoyo a la situación sanitaria que está viviendo el país. Por el momento este proyecto se encuentra esperando concretar los permisos correspondientes de las autoridades de salud.

Investigadores en todo el mundo, han fijado su mirada en el desarrollo de una posible vacuna que tenga efectos a largo plazo. En los Estados Unidos, las empresas farmacéuticas y biotecnológicas: Moderna, Pfizer y Novavax, han comenzado una maratónica carrera por ganarse el título de la primera vacuna efectiva para el COVID-19.

El tiempo para generar una vacuna, requiere de al menos 12-18 meses de los cuales pasan por diversas fases. La fase 1 corresponde a los primeros ensayos en pequeños grupos de personas para ver si es segura y efectiva. En la fase 2, se realizan ensayos a grupos más grandes y se prueban diferentes dosis. La fase 3 es el último paso antes de que se apruebe. En esta fase se consideran las dosis efectiva y óptima. La empresa biotecnológica  Moderna ya se encuentra en fase 3 y con la esperanza de probar esta vacuna en 30.000 personas. 

Como decía mi tata: La paciencia es la madre de las ciencias. Qué experiencia nos está entregado este 2020! Lo más aprendido forzosamente durante este tiempo es a ser más paciente. La selección natural nos pegó duro este año, pero me siento optimista de que ya para el próximo estaremos en mejor posición para enfrentar este virus.

Fuentes:

  1. Sanders JM, Monogue ML, Jodlowski TZ, Cutrell JB. Pharmacologic Treatments for Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): A Review. JAMA. 2020;323(18):1824–1836. doi:10.1001/jama.2020.6019
  2. https://www.uchile.cl/noticias/164262/uch-implementara-tratamiento-experimental-en-pacientes-con-covid-19
https://www.modernatx.com/modernas-work-potential-vaccine-against-covid-19
logo-vol-radio-blanco-transparente

Vol.Radio

Radio Online desde Viña del Mar, Chile

contacto@vol.radio

Copyright © 2019 Vol.Radio medios. Algunos derechos reservados.